El comercio digital sirve a la demanda del perfil del consumidor medio actual que es también digital, lo primero que hace cuando tiene una intención de compra es consultar en Internet para ver dónde existe disponibilidad del producto que busca, comparar precios, valorar la opinión de otros consumidores, etc… Así que se puede decir que no estar en Internet es casi equivalente a no existir para un grandisimo porcentaje de usuarios.

Por otro lado, los datos del comercio digital o e-commerce no paran de aumentar año tras año. Aquellos negocios que no están online se encuentran en una clara desventaja que les hace perder oportunidades para con sus posibles clientes, pero también con respecto a la competencia.

El comercio electrónico amplia las expectativas para muchos modelos de negocio, bien de forma individual o como apoyo a la venta física localizada en espacios o establecimientos comerciales, repasamos sus posibilidades y ventajas a continuación.

1. No hay fronteras geográficas

El comercio electrónico permite la existencia de un mercado global. Podemos comprar productos en cualquier zona geográfica y en diferentes partes del mundo, favoreciendo la internacionalización.

La posibilidad de poner en contacto a vendedores y compradores sin importar dónde se encuentren es uno de los grandes retos conseguidos por el e-commerce.

2. Menor coste para la puesta en marcha del negocio, así como de mantenimiento

No necesitamos un local físico ni licencia de apertura, determinadas obras de acondicionamiento, etc… lo que agiliza y abarata mucho los costes respecto a un negocio tradicional. Así, los gastos iniciales se reducen, pero también lo hacen los de mantenimiento.

También hemos de añadir que, en el comercio electrónico, el número de recursos humanos suele ser menor, por lo que ahorramos costes que debemos valorar, sobre todo en las etapas de inicio de la actividad.

3. La gestión del negocio es menos complicada

En entornos web desarrollados en la nube podemos gestionar nuestro negocio desde cualquier lugar con mayor flexibilidad. Esto hace que podamos centrar nuestros esfuerzos e invertir más tiempo en desplazamientos para visitar proveedores, eventos y ferias, o aumentar la productividad sin tener que estar tanto tiempo al pié de la tienda o local físico, para hacer de nuestro producto uno competitivo, mediante una imagen atractiva, aportando valor de marca y ofreciendo a la vez una atención personalizada y exquisita con un sistema de envío eficiente.

Además, en el momento del cobro, la variedad de formas de pago en el comercio electrónico permiten flexibilidad a los usuarios a la hora de realizar sus compras, utilizando el sistema que prefieran sin necesitar atención física o personal comercial. 

4. Ampliación del número de clientes potenciales

Contrariamente al comercio tradicional, el comercio digital no se restringe a una ubicación concreta y al público que allí existe.

Al tratarse de un comercio en un entorno y marco global, los clientes interesados en nuestro producto pueden aumentar considerablemente. La visibilidad que nos aporta Internet si lo promocionamos hace que podamos tener más clientes.

5. No hay horarios

Podemos tener una tienda abierta durante 24 horas al día y 365 días al año. Lo que más importa es comunicar de una manera clara cuál es nuestro horario de servicio de atención al cliente.

Cualquier tipo de información comercial que disponemos en nuestro e-comerce también está disponible durante todo el tiempo.

6. Posibilidad de aumenta el catálogo de productos

Al no existir la necesidad de tener en stock todos los productos que vendemos, podemos ampliar la gama de productos que ponemos a disposición del cliente.

Una opción muy atractiva para el consumidor es la categoría outlet, en la que podemos vender los productos en stock de otras temporadas a un precio reducido.

7. Mostrar los productos de forma más atractiva y eficaz

En las tiendas virtuales, los propietarios pueden poner a disposición del cliente mucha más información: características detalladas, comparativas de productos y de precios, composiciones, etc…

Otro aspecto muy valorado del e-commerce por los clientes es poder percibir el valor y virtudes del producto a través de ejemplos visuales y opiniones de otros compradores.

8. Mayores posibilidades de marketing y publicidad con un coste menor

En el comercio digital, contamos con un gran número de herramientas que nos facilita hacer marketing y publicidad de nuestro negocio. El correo electrónico y las redes sociales se han convertido en dos grandes aliados para que los clientes nos conozcan y nos recomienden, y para algo muy importante, fidelizarlos.

De una manera muy sencilla y barata podemos poner en marcha campañas de publicidad y marketing centradas en descuentos, cupones, etc… utilizando todo tipo de medios, canales y directorios online del sector o gremio al que pertenezcan.

9. Mejor conocimiento de los consumidores

Es otra de las ventajas que tiene el comercio digital frente al tradicional, en el e-commerce todo se puede medir estudiando el comportamiento de visitantes, usuarios y clientes, y conseguir una base de datos muy rica y valiosa llena de información para filtrar y segmentar diferentes gustos e intereses, además de dónde viven, qué compran, cuándo compran, etc…

Definir al público objetivo en internet nos permite crear ofertas personalizadas, ofreciéndo productos en función de lo que ya nos han comprado. Esto aumenta las posibilidades de acertar en la prestación del servicio para mejorar la conversión.

10. Rentabilizar el negocio es más fácil

Puesto que la inversión inicial es menor y también los gastos de mantenimiento, las posibilidades de venta aumentan al poder reinvertir los beneficios para llegar a un cliente potencial más amplio. Hacer rentable un negocio online puede resultar relativamente más fácil que uno basado en una localización específica, y en muchos casos puede lograrse en un tiempo menor.

El comercio digital como oportunidad de negocio

El e-commerce abre nuevas relaciones comerciales, que pueden convertirse en verdaderas oportunidades de negocio. Cada vez hay ejemplos de ello más populares entre consumidores, pero también enfocadas al B2B, en los que es un particular o profesional quien vende su producto a una empresa.

La trayectoria del negocio a veces es imprevisible, grandes empresas que basan su actividad en el comercio digital de la última década nacieron con un enfoque puramente online, para posteriormente y debido a su éxito, extender la metodología de venta y distribución con la necesidad de implantar enormes espacios o cadenas de establecimientos, y viceversa… iniciativas físicas y localizadas en zonas geográficas concretas, pudieron expandirse e internacionalizar su actividad gracias a la red de redes, facturando cantidades que en sus inicios nunca hubieran estimado.

Cifras importantes del comercio digital

Los datos en el comercio digital son extraordinarios y siguen mejorando cada año. Actualmente, España es el 4º país europeo en ventas a través de e-commerce. El comercio digital llegó a la cifra de 20.000 millones de euros en 2015. Otra cifra a tener en cuenta es que previsiblemente cada español gastará como mínimo de media la cantidad de 661,62 €uros en compras online en años sucesivos.

Como conclusión de todos estos datos, podemos asegurar que las ventajas del comercio digital son indiscutibles. Aunque si no se dispone de experiencia lo mejor es ponerse en manos de expertos para que nos asesoren, desarrollen e incluso gestionen nuestro negocio online.

Conclusiones

Las iniciativas de negocio en el comercio digital con un estudio previo sobre el sector, el mercado y la demanda bien enfocado, tienen mayores posibilidades de conseguir el éxito. Es importante elegir bien la línea de productos que se desean ofrecer desde el principio y considerar otros aspectos como la competencia, para definir una estrategia de promoción y ventas que permita un próspero desarrollo.

Como en cualquier negocio es importante plantear la inversión en los recursos necesarios, tener claros los aspectos que forman parte del modelo de negocio, los planes de marketing sobre los productos y servicios que se comercializarán y el proceso logístico y de distribución para hacer llegar los productos al consumidor final contemplando los aspectos legales del comercio electrónico.

El IngenioVirtual realizamos estudios de mercado y competencia online, con sistemas de analítica web y SEO enfocados también al comercio electrónico, así como proyectos web para la venta de productos o servicios, materiales y campañas para promocionarlos, si tienes una idea en mente que quieres desarrollar no dudes en ponerte en contacto, te asesoramos según nuestra experiencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete al Boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas que pudieran ser de tu interés.

Te has suscrito con éxito, aún debes confirmar la suscripción a través del mensaje que enviamos a tu correo.