A veces surgen ideas de negocio rentables que nos hacen reflexionar, una visión hace intuir posibilidades o beneficios económicos repentinamente. Otras veces sin embargo, por mucho que las busquemos, no aparecen, o simplemente los recursos de los que disponemos las hacen inviables.

Las ideas de negocio suponen un valor fundamental, pero no sirven de nada si no se desarrollan y ponen en práctica. La mayoría de las veces hacerlo no es sencillo, conlleva dedicar esfuerzo a trabajar sobre la mejor opción. Y también tener claros los pasos que ayudarán a poner en marcha ideas para montar un negocio con el que obtener rentabilidad. ¿Te lo estás planteando?, pues vamos a ello.

¿Cómo poner en marcha tus ideas de negocio?

Tenemos para elegir desde la variedad de modelos de negocio para desarrollar en internet hasta los más tradicionales. En cualquier caso, para que una idea de negocio nos permita vivir de ella, es necesario seguir unas fases bien definidas. Cuidado porque los cambios que se hagan en cada una son susceptibles de afectar al resto.

Analizar el problema a resolver

Debemos dedicar un tiempo a analizar si existe un nicho de mercado o grupo de personas que pagarían por resolver el problema detectado. Por supuesto, cuanto más numeroso el grupo mejor.

En esta fase, hay investigar, preguntar, recurrir a estudios de mercado y sobre todo observar lo que hace la competencia. También pensar desde el principio en cómo organizar la información que se vaya recabando para detectar la oportunidad que sentido a la iniciativa. Si la idea es buena, esto puede fortalecer y respaldar nuestras intenciones, e incluso poner en evidencia una idea mucho mejor.

Podemos hacer encuestas, lanzar campañas de prueba, o crear un blog especializado para obtener seguidores realizando tests con las ideas que surjan. Enfocarnos a una red social con grupos o comunidades relacionadas es primordial. Las sesiones de networking online o presencial ayudan a ampliar la red de contactos que nos será de gran ayuda para intercambiar impresiones.

Definir el objetivo y enfoque de la empresa

Con el problema detectado, debemos centrar los esfuerzos en hallar, siempre con los recursos mínimos, la mejor solución posible. En la fase de definición de objetivos las directrices tienen que estar muy claras para que en adelante todos trabajen en el mismo sentido. Se trata de tener claro cómo y cuándo llevar a cabo las ideas.

Cuidado con la gestión en la inversión inicial. No es recomendable comenzar invirtiendo mucho dinero en la adquisición de software, hardware, maquinaria, materiales u otros elementos necesarios. Ni tampoco en un gran número de personas en plantilla. Aparte de que ambas cosas son difíciles de gestionar inicialmente, debemos evitar que el gasto se coma los recursos antes de empezar a obtener beneficios.

Modelo de negocio y segmentación

Si ya sabemos en qué nos vamos a enfocar, conocemos la propuesta de valor y cómo vamos a hacer crecer el negocio, es necesario esbozarlo y plasmarlo por escrito. El business model canvas es una estupenda herramienta para plasmar ideas de negocio innovadoras, nos ayudará a tener una visión global, resumida y esquematizada. Este modelo para visualizar oportunidades de negocio no tiene por qué ser perfecto, puede utilizarse para establecer una orientación. Es algo genial, no dejes de probarlo.

Podemos hacer estudios sobre distintas propuestas para quedarnos con la que nos parezca más prometedora. Entre diferentes tipos de negocios, alguno de ellos puede brindar más facilidades.

Es muy importante dedicar tiempo a conocer a los clientes a los que queremos venderles nuestro producto o servicio. No podemos dirigirnos a todas las personas, porque puede suponer un gran fracaso. Aunque podamos pensar que tendremos más oportunidades de venta, lo lógico será reducirlas por entrar en un mercado de competencia elevado. Además, implicaría un mayor esfuerzo de tiempo, económico y financiero.

Definir los indicadores de valor

Tanto en el comercio electrónico o comercio digital como en el terreno offline, cualquier actividad o empresa tiene multitud de indicadores financieros. Estos se comparan con otros valores de referencia para conocer la salud económica de un negocio. Servirán como indicadores de aviso para hacer saltar las alarmas antes de dar al traste.

Por estos motivos, debemos saber lo que son los márgenes de beneficios como medida de rentabilidad. Valorar el retorno de la inversión o ROI que nos indicará cómo utilizamos el capital invertido. También el ratio de endeudamiento que nos ofrece la financiación externa del negocio por cada euro de fondo personal. Este ratio hemos de mantenerlo por debajo de 3.

Una vez que tengamos claros estos indicadores, deberemos medirlos exhaustivamente para poder corregir errores, reducir las debilidades e incrementar las fortalezas.

Estrategias y medición

Debemos pensar qué hacemos para vender productos o servicios a nuestro público objetivo. Qué canales vamos a utilizar y cómo van a saber que existen. Hoy en día, una de las mejores herramientas de las que disponemos para dar a conocer cualquier producto o servicio es el marketing digital.

Es importante implementar sistemas de analítica web y medición de las acciones para recoger datos. Todo lo que incluya establecer procesos y metodologías para revisar y mejorar será bienvenido. También teniendo en cuenta el customer journey para tratar de garantizar una buena experiencia al cliente desde el principio.

Documentar el modelo de negocio

Para iniciar un negocio, desde una tienda online, una aplicación móvil y hasta un puesto de castañas, hay que tenerlo muy claro. Ahora es el momento en el que revisaremos la propuesta de negocio. La actualizaremos para tener una versión más amplia, y así, evitar sorpresas desagradables. Será necesario elaborar un plan de empresa, algo muy importante para que reflexionemos acerca de todos los aspectos relevantes en el devenir del negocio.

Este documento, que refleja todos elementos que requiere un negocio para funcionar, debería ser imprescindible para llevarlo a cabo. Casi ningún plan de negocio acaba haciendo justicia realmente a lo que pasará, pero ayudará a tener muy claros todos los aspectos.

Conclusiones

Las ideas de negocio innovadoras no bastan, para ganar dinero es necesario experimentar constantemente hasta conseguir que el negocio sea rentable al 100 %. Por otro lado, el fracaso forma parte de muchos negocios. Esto no debe hundirnos, ya que gracias a él podremos recopilar datos que utilizaremos con posterioridad.

En resumen, las ideas de negocio no solo hay que tenerlas, debemos dedicarles el tiempo y esfuerzo suficiente para que obtengan un valor en el mercado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas que pudieran ser de tu interés.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos interesantes sobre marketing y estrategia digital que te ayudarán a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This