La captación y fidelización de usuarios o clientes a través del correo electrónico o email marketing es un estupendo recurso individual o complementario a cualquier plan de marketing, en este artículo te explicamos claramente los elementos y etapas básicas de las que se compone este modelo, puede que te resulte interesante implementarlo en tu estrategia global.

La estrategia en el email marketing

La principal estrategia de una campaña de email marketing consiste en captar la atención del público objetivo de nuestros productos o servicios y despertar el interés sobre ellos, hasta el punto de que se muestren interesados en suscribirse a un boletín o newsletter para recibir información ampliada, ofertas, descuentos, sorteos, etc… de forma periódica.

El objetivo es mantener y hacer crecer esta comunidad de suscriptores para generar ventas, reservas o encargos a lo largo del tiempo, lógicamente cuanto más numerosa sea, más posibilidades de aumentar nuestro volumen de negocio.

La captación de suscriptores

Para reclamar la atención del público cualquier sistema tanto offline como online es válido, la primera fase de la estrategia comunicación para dar a conocer la iniciativa se puede realizar por medio publicaciones en el sitio web, otras en redes sociales que enlacen  a las anteriores, campañas de publicidad de pago en buscadores (SEM), por supuesto cuidando la optimización de los contenidos para estos (SEO), y hasta utilizando como recurso el reparto o distribución de flyers con un diseño atractivo en ferias o eventos del sector.

Es interesante comenzar ofreciendo desde el principio alguna ventaja relacionada con el producto o servicio, podría un cupón de descuento o recurso gratuito para descargar a cambio de la suscripción por ejemplo.

Formulario de suscripción a la newsletter

El formulario de suscripción

Es necesario disponer de un formulario para que el usuario introduzca sus datos y se registre, e incorporarlo a las páginas del sitio que estén ligadas a la estrategia como parte de su estructura, acompañando a las fotografías o creatividades que muestran el producto o servicio, en las barras laterales del blog, o en cualquier otro lugar propio o de terceros que se preste a este objetivo común.

En cuanto a los datos para rellenar los campos del formulario, lo mejor es solicitar solo el nombre y como mucho un apellido para quizás personalizar los envíos más adelante, pero sobre todo un email de contacto para poder comenzar a establecer posteriormente la comunicación, la mayoría de las personas se muestran reticentes a introducir otros datos más personales como el número de teléfono, domicilio, etc… en un principio, así que aunque incluyamos estos campos  no es bueno activarlos como requisito indispensable para el registro, ya que reduciremos las probabilidades de que den el paso considerablemente.

En el caso de que la campaña conlleve la promoción de productos de diferentes temáticas, se pueden indicar en el formulario los diferentes intereses con sus casillas de verificación, esto permitirá al usuario activar aquellos en los que esté más interesado favoreciendo así  la creación de diferentes listas de contactos para mejorar la segmentación y precisión de las campañas.

Por supuesto, el entorno debería estar relacionado con lo que ofrecemos, y a su vez el formulario tiene que incorporar una llamada a la acción como “Suscríbete” o “Aprovecha la promoción”.

Envío de emails en campaña

Una vez disponemos de una o varias listas de suscriptores lo mejor es utilizar alguna plataforma de email marketing para comenzar a enviar emails de forma periódica a nuestros suscriptores, muchas de estas plataformas también permiten generar listas sobre diferentes intereses automáticamente.

El diseño del cuerpo de los mensajes es otro elemento importante que hay que cuidar, y la información que difundan estos debería ser interesante, amena y entretenida, no solo basada en la venta de nuestros productos si no también en disponer información relevante y útil que el usuario valore para no sentirse invadido por la sensación de ser un objetivo para nuestras ventas.

Alternar las ofertas con comentarios relevantes sobre su utilidad, ventajas, escenarios, e incluso aspectos relacionados con la gamificación o el ocio suman puntos.

La periodicidad con la que se envían los mensajes a las listas de usuarios no debería ser muy frecuente en la mayor parte de los casos, si no más bien puntual y concreta, mensajes que aportan valores interesantes y que a la vez escasean tienen más posibilidades de despertar el interés que otros que puedan resultar demasiado frecuentes, estériles y cansinos, sobre todo teniendo en cuenta el actual boom publicitario que nos invade, puede que en este último caso el usuario decida darse de baja en lugar de pensar en hacer click para informarse de forma más completa accediendo a la página de aterrizaje.

Creatividad para página de aterrizaje

Grafismo para destacar una oferta con llamada a la acción en una página de aterrizaje.

La página de aterrizaje

La página de aterrizaje o “landing page” es aquella en la que el usuario accede al hacer click en algún apartado, enlace o llamada a la acción del mensaje que recibe, una pieza fundamental de la campaña de email marketing, cuidar la organización de la información que transmite por medio de textos y contenidos adecuados con una estética que favorezca la conversión es vital, entendiendo por conversión la venta, el encargo o la contratación de nuestros servicios.

Debe inspirar confianza y sugerir el valor de lo que ofrecemos, pero a la vez diferenciando el producto de los de la competencia, para invitar al usuario a simpatizar e interactuar.

Puede tratarse de una página adaptada a esa oferta concreta dentro de nuestro sitio web o una página individual externa, sin la posibilidad de acceder al resto de menús o apartados del sitio, esto depende de lo que ofrezcamos, pero la integración de la landing page en el sitio web del profesional, marca, compañía o empresa suele ser lo más recomendable.

A partir de aquí , y según como esté constituida esta página de aterrizaje, el siguiente paso por parte del usuario puede suponer una compra, establecer contacto, realizar el encargo o la acción que le solicitamos, o decidir esperar a tomar una decisión en el futuro olvidándose o no de nuestra propuesta, de cualquiera de las maneras estaremos a punto de completar un ciclo que termina con la medición y el análisis de los resultados.

Métricas y análisis en el email marketing

Conocer de primera mano si el esfuerzo de poner en marcha esta mecánica da resultados es muy interesante, siempre para modificar la campaña y mejorarla, la mayoría de plataformas profesionales utilizadas para realizar campañas de email marketing nos aportarán esta información complementaria, pero también podremos medir con otras aplicaciones externas.

Podremos saber si se han molestado en abrir nuestros mensajes, si han hecho click y en qué apartados de estos, y la cantidad de visitas derivadas de nuestra campaña, junto con el número de conversiones entre otras muchas cosas.

Esta información determinará los cambios que consideremos importantes en cuanto al enfoque, los grafismos, las llamadas a la acción, la usabilidad, y la disposición de la arquitectura de la información.

Aspectos legales y buenas prácticas

Para recabar la información de cualquier usuario como su nombre o email a través de un formulario online,  es obligatorio cumplir la Ley orgánica de protección de datos (LOPD), en la venta de productos lo habitual es incluir un una casilla no premarcada y de obligatoria aceptación, acompañada a un enlace que se abra en una nueva ventana del navegador para informar de aspectos relacionados con la política de privacidad, como quién es el titular de la web, cual es su finalidad, los derechos del usuario sobre el acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que de él se manejan.

No es para nada aconsejable la adquisición de listas de emails de usuarios a través de terceros, ni la confección de listas para realizar envíos sin el consentimiento de los usuarios, desde un punto de vista corporativo puede que nos dirijamos a un público poco o nada interesado en nuestros productos, pero además estas acciones están incluidas dentro de la categoría de Spam, y pueden conllevar sanciones y otros requerimientos administrativos.

Conclusiones

Realizar una campaña de email marketing conlleva disponer de unos elementos básicos como una página individual o sitio web, creatividades para  mejorar la comunicación como grafismos o vídeos, y el planteamiento de una estructura determinada, definir bien las etapas para llevarla a cabo es un factor decisivo para favorecer el éxito.

En IngenioVirtual asesoramos y prestamos nuestros servicios en cualquiera de las partes del proceso, si te planteas poner en marcha una estrategia ponte en contacto, estamos a tu servicio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button ¡Llama ahora!
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas que pudieran ser de tu interés.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos interesantes sobre marketing y estrategia digital que te ayudarán a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This