Uno de los principales objetivos que tiene el diseño web es reflejar la identidad corporativa de una empresa. La imagen que esta proyecta hacia su audiencia (clientes, proveedores…) y que la hace reconocible a través de un buen logotipo moderno, un eslogan, unos colores concretos, una tipografía característica, etc.

Una identidad visual que debe realizarse con acierto para que los clientes actuales o potenciales sean capaces de diferenciar la empresa o marca casi instintivamente.

¿Qué es la identidad corporativa?

La identidad corporativa de un negocio o marca es un conjunto de características, creencias y valores con las que esta se identifica. En el diseño web, esto también sirve para establecer parcelas o marcar distancias con respecto a otros negocios de similares características. Transmite su razón de ser: ¿qué es?, ¿qué misión tiene?, ¿cómo lo hace?.

Dicho con otras palabras, la identidad corporativa de una empresa online, representa su personalidad, su espíritu, aquello que la hace singular y diferente al resto. Favorece el engagement en las redes sociales, algo difícil de medir, pero que a la vez es la razón por la que muchas personas se convierten en consumidores habituales de sus servicios o productos. La filosofía de trabajo, orígenes e historia, también se relacionan con la imagen corporativa.

Beneficios de una buena identidad corporativa en la web

A cualquier plan de marketing digital le beneficia una identidad corporativa en la web, clara y homogénea. Que sea fácil de identificar y que perdure en el tiempo, para ofrecer beneficios a una empresa tales como:

  • Incrementar el valor de marca online.
  • Distinguirse visualmente de los competidores en internet.
  • Ser reconocida y recordada fácilmente online.
  • Generar mayor confianza hacia la marca.
  • Mejorar la reputación digital.
  • Estar mejor considerada en la mente de los consumidores.

¿Cómo llevar la identidad corporativa a la web?

A la hora de desarrollar la identidad corporativa de un negocio en la web y hacer branded content, es importante tener en cuenta una serie de pautas para lograrlo con éxito.

Estudiar la filosofía corporativa

Este es el primer paso para la construcción de una identidad corporativa en la web que favorezca el posicionamiento de marca o producto. La base sobre la que tomar decisiones. Agrupa conocer bien aspectos como:

  • Misión: Da respuesta a preguntas como: ¿qué es la empresa? ¿Qué hace?
  • Principios y valores: Definen la forma en la que la empresa va a realizar su actividad.
  • Visión: El objetivo que quiere alcanzar a largo plazo.
  • Cultura: La manera de pensar y hacer las cosas y que es compartida por la mayoría de sus empleados.

Revisar el manual de identidad corporativa

Dependiendo de cómo haya sido definida la identidad visual corporativa anteriormente, puede ser conveniente realizar un manual gráfico. También una guía de estilo que refleje aspectos editoriales, jerarquías, estilos de texto y coherencia en el tono, entre otra variedad de cosas. Agrupar toda la normativa de uso para poder aplicar gráficamente la identidad visual del negocio o la compañía al conjunto de la web.

Como mínimo, hará falta una referencia para utilizar el logotipo de una marca y los diferentes componentes gráficos que lo conforman. Adaptado a cualquier tipo de medio digital y online para garantizar la coherencia comunicativa y visual de la misma.

Diseñar una identidad visual web corporativa

En función de la filosofía y el storytelling estratégico, se crea una identidad visual corporativa que plasme de forma gráfica y textual la personalidad de la compañía. Esta debe incluir todos sus elementos (nombre, logotipo, tipografía, imágenes, colores, voz y tono, etc.).

Ya sabemos que los consumidores no siempre compran exclusivamente productos, sino las historias o experiencias que son capaces de transmitir. Se perciben como una suma de factores relacionados con la inteligencia emocional y racional. De ahí la importancia de crear estos elementos estratégicamente y conseguir que los clientes potenciales confíen en la empresa.

Conocer la estrategia de comunicación

Desde luego, la estrategia de comunicación a través de los canales digitales y el sitio web es clave para exponer o dar a conocer las intenciones de la compañía. Reforzará la imagen conceptual asociada al modelo de negocio gracias a todos sus mensajes.

Velar por una buena reputación digital es algo que empieza por disponer con buen criterio y cuidar la web de la marca. Implica por ejemplo emplear canales de comunicación como blogs y redes sociales para difundir contenidos.

Estimar la reputación online

El contenido gráfico y visual también puede ser muy útil para disponer llamadas a la acción, formularios y otros elementos para conocer e interactuar con la audiencia. Material concebido para saber qué piensa el público sobre lo que le ofrecemos.

Hay que utilizar toda la información para detectar nuevas necesidades, brindar soluciones o resolver problemas que puedan perjudicar la imagen.

Conclusiones

El diseño o la adaptación de una identidad corporativa innovadora, atractiva y bien proyectada a la web, supone allanar el camino hacia el éxito. Posibilita que el consumidor reconozca y recuerde a la empresa en el terreno online, incluso aunque en el contenido no aparezca de forma explícita su nombre.

Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This