Gamificación o gamification es un concepto o término que hace referencia a actividades o iniciativas jugables, lúdicas y divertidas. Se emplea para realizar propuestas que favorezcan la interacción y que alteren o influyan en la percepción y hábitos de los consumidores.

Las acciones de gamificación tratan de evitar las interrupciones publicitarias rechazadas por la mayoría del público. La idea es fomentar acciones participativas en las que la audiencia adquiera el protagonismo de forma recreativa y placentera. Muchas empresas y modelos de negocio aplican la gamificación, al igual que en el ámbito educativo hay materiales de gamificación en el aula.

¿Que es la gamificación?

En la actualidad, el juego está presente en nuestro día a día para aprender autocontrol, habilidades sociales, normas, formas con las que cooperar o para mejorar la competitividad. Forma parte de la actitud de participar y aprender del ser humano, nos mueve el impulso intelectual.

Implementar mecánicas de este tipo en el ámbito del marketing digital puede generar beneficios. En este contexto, se trata de despertar el interés del usuario proponiéndole un juego. Estas dinámicas se pueden desarrollar en sitios web corporativos y también en diferentes tipos de redes sociales asociadas al negocio o empresa.

Si utilizamos la gamificación en las estrategias de inbound marketing, podemos conseguir una mayor participación y feedback. Así no solo conseguiremos estar conectados con los usuarios, sino también su implicación de forma dinámica. Algunas empresas utilizan además un vídeo donde exponen las reglas del juego y hasta los requisitos para los componentes del juego.

Beneficios de la ludificación

El proceso de gamificación se puede utilizar para crear engagement con los usuarios, y también para los miembros de un equipo. Sirve además de método de aprendizaje basado en un juego educativo. Resulta ideal para impulsar las ventas en internet y el comercio electrónico. Entre la gran variedad de ventajas que podemos apreciar gracias a la gamificación destacan las siguientes:

  • La información y el conocimiento se absorben más rápido utilizando esta técnica al poner en práctica la teoría.
  • Aumenta la motivación y la implicación de los participantes al tener necesariamente que interactuar.
  • Aumenta el interés para participar en las propuestas y entrenamientos. Los ingredientes del juego invitan a ello.
  • Ayuda en la resolución de problemas. La solución se ve más clara y desde diferentes puntos de vista.
  • Supone una gran oportunidad de aprendizaje. Los participantes aprenden de si mismos y de otros.
  • Fomenta la colaboración y en algunos casos la competitividad. Ponerse de acuerdo con las mismas metas.
  • Combate el desinterés y la falta de motivación. El esfuerzo cognitivo conlleva valorar y considerar opciones.
  • Proporciona feedback en tiempo real y, aunque no se consiga resolver la propuesta, no hay perjuicio para el participante o la empresa.

Aunque a veces suponga un esfuerzo, la fidelización a través de este sistema suele traer grandes ventajas. Además puede realizarse el juego en entornos que supongan una mínima inversión para probar.

Cómo funciona la ludificación

En la gamificación existen una serie de reglas para que los participantes puedan adquirir un compromiso al superar los retos. Algunas de las mecánicas con mayor aceptación son la colección, la puntuación, los niveles, el ranking y la progresión.

Estamos en la era de la comunicación bidireccional 2.0. Así que otro de los puntos que hay que considerar son las dinámicas de juego para elaborar cualquier tipo de actividad relacionada. Estas tienen como finalidad motivar e implicar al alumno para responder con acciones directas o para realizar una actividad. Las dinámicas habituales para despertar el interés son ofrecer recompensas, estatus, cooperativismo, competición y solidaridad.

Entre los componentes de la gamificación hay que destacar los avatares, logros, regalos, bagdets o desbloqueos. Además, entre el público objetivo podemos identificar distintos tipos de jugadores, y los más habituales son el triunfador, el explorador, el social y el competidor.

Antes de aplicar esta estrategia hay que comprobar que es viable. Cuáles son los objetivos definidos, qué motivación puede imprimir en el grupo, la implementación y los resultados que esperamos obtener.

Algunas de las plataformas de gamificación más populares son classdojo, openbadges, bigdoor, badgeville o karmacrazy. Aunque existen muchos ejemplos de la puesta en práctica de este tipo de sistemas.

Aspectos más relevantes asociados en el ámbito del marketing digital

Es importante que adaptemos las necesidades empresariales a las diferentes mecánicas del juego. También debemos tener en cuenta la importancia de diseñar una buena estrategia de comunicación y contenidos en la que impactemos a los usuarios en el momento adecuado.

Para ello es necesario marcar seleccionar los KPIs para medir los resultados, así podremos saber lo que funciona y lo que no. También podremos definir el target y resolver sus dudas o problemas mediante el contenido que demandan. En función de sus motivaciones o inquietudes desarrollaremos un contenido u otro.

Hemos de seleccionar los canales idóneos o redes sociales en los que compartir y promocionar los contenidos generados. La información que se presenta en un formato audiovisual se retiene y asimila con mayor facilidad. Esto permite que las mecánicas de juego tengan una mejor adaptación.

Por otro lado, el marketing de contenidos y la gamificación son un dueto inseparable que las empresas no pueden ignorar. Es el motivo principal por el que la inversión en content marketing gana terreno frente a los medios tradicionales. La televisión y la radio por ejemplo, no permiten al usuario interactuar.

Conclusiones

¿Hay mejor manera de atraer o implicar a un grupo de personas que proponer un juego?. Probablemente sí, sobre todo en el caso de que ese juego tenga una recompensa. Los sistemas de gamificación pueden ir acompañados de ofertas, promociones y premios por conseguir los retos. Las tiendas online los utilizan en numerosas ocasiones junto a estrategias de cross selling para exhibir sus productos.

Idear la propuesta, pensar en la mecánica y las dinámicas de grupo, e implicar a un grupo de gente más o menos numeroso puede llevar tiempo. También la inversión de recursos económicos, la organización y el conocimiento de aplicaciones o software. Por todo ello, la iniciativa debe fundamentarse en el estudio de un nicho de mercado o público concreto. Y también en el tipo de reacción que se espera de ese público sobre la propuesta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas que pudieran ser de tu interés.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos interesantes sobre marketing y estrategia digital que te ayudarán a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This