Si aún no tienes del todo claro qué es la programación o su significado y lo que implica, estás en el sitio correcto. Te lo vamos a explicar de una manera muy clara y entendible sin escribir ni una línea de código.

Te sorprenderás cuando descubras que todos somos programadores de alguna manera. Sobre todo al considerar que realizamos a diario una gran variedad de pequeñas tareas secuenciadas para conseguir nuestros objetivos o propósitos. Y casi siempre lo hacemos de manera planificada, meditada y estructurada.

¿Qué es programar?

Para entender qué es la programación piensa que encuentras en tu casa un libro de recetas o platos al gusto en el que te explican los pasos para hacer un guiso. Reúnes todos los ingredientes que necesitas para hacerlo y sigues los pasos ordenadamente para realizarlo con dedicación. Las tecnologías de desarrollo web por ejemplo, se basan en conceptos muy similares.

Puedes pensar en el libro de recetas como en un programa que contiene a su vez un algoritmo para llevar a cabo una tarea o receta determinada. En este caso, se trata de la elaboración de un estupendo y apetitoso plato para degustarlo, pero la similitud de conceptos es evidente.

Programar es también comunicarse

Está claro que programar, comparativamente, es comunicarse o decir a una máquina lo que tiene que hacer mediante instrucciones precisas y adaptadas a sus capacidades o nivel de procesamiento.

Además, el orden para realizar estas instrucciones es muy importante. En el ejemplo anterior, no es lo mismo añadir los ingredientes y luego cocer que cocer primero y luego añadir los ingredientes. Por supuesto, en el caso de la programación tampoco, se trata de establecer rutinas, al fin y al cabo somos animales de costumbre.

La importancia del lenguaje

Por supuesto, el lenguaje de programación también adquiere protagonismo. El el caso de la cocina, podríamos entender la receta en español o en inglés, pero no en francés. Con las máquinas y los ordenadores pasa lo mismo, hay que explicarlas los pasos a seguir en un lenguaje de programación que sean capaces de entender.

Cuando creamos un programa o aplicación web lo hacemos pensando en utilizar el lenguaje más adecuado. El lenguaje además, debe congeniar con el entorno, navegador web o sistema operativo en el que se ejecuta, igual que los alimentos en la cocina.

Descomponer el problema o la solución

También hay que tener en cuenta que para programar hay que descomponer problemas grandes en grupos de tareas o problemas más pequeños. Y saber que estos a su vez se componen de pasos a los que llamamos instrucciones. ¿Te suena el famoso dicho de “divide y vencerás”?, pues aquí lo puedes aplicar.

Es necesario saber fragmentar una idea, problema o solución en trozos y exponerlos en el orden correcto. Esto facilita entender bien qué es la programación y sobre todo cómo afrontarla. Los intérpretes, al igual que un navegador web, entenderán y ejecutarán las instrucciones de manera coherente y organizada.

Conclusiones

Para resumir se puede decir que programar consiste en dar instrucciones a una máquina para realizar una tarea mediante pasos ordenados. Y por supuesto a la vez las instrucciones con los pasos que hay que seguir para completar la tarea. Cada paso es una instrucción, una pequeña fase que forma parte de un proceso más complejo.

Así que los algoritmos son grupos de instrucciones que solucionan un problema o completan una tarea. Y el lenguaje de programación es el idioma con el que te comunicas con la máquina.

Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This