¿Cuántas veces recibes emails o ves banners y anuncios en la web relacionados con productos que buscaste anteriormente?. En el ámbito del marketing digital, esto se denomina remarketing o retargeting. Los sistemas de analítica web de las plataformas publicitarias van un paso más allá además de mostrar los anuncios según la intencionalidad de búsqueda o el comportamiento del usuario.

Las imágenes, textos de copywriting y gráficos publicitarios pueden aparecer en las páginas web que consultamos habitualmente, en las redes sociales que utilizamos e incluso en las App a las que accedemos. Si tienes un negocio, podrás aprovechar las ventajas de este tipo de estrategias en tu favor.

¿Qué es remarketing o retargeting?

El remarketing, también llamado retargeting, es una técnica que utilizamos en marketing digital. Consiste en impactar con diferentes anuncios personalizados a un cliente potencial o público objetivo que ya nos conoce. Esto siempre que hayan visitado nuestra web para informarse acerca de productos o servicios. Gracias a este tipo de acciones, podemos recordar también a quiénes se han interesado por nuestra empresa que seguimos ahí.

Según diferentes estudios, más del 95 % de los internautas no realizan sus compras la primera vez que visitan un ecommerce o cualquier sitio web. En el funnel o embudo de conversión, la opción de utilizar el remarketing ayuda en las fases de consideración y decisión, ¿por qué no utilizarlo?. Además, el remarketing puede ser multidispositivo, para tratar de persuadir al usuario tanto en su ordenador de sobremesa como a través del móvil o la tablet.

El proceso de remarketing

En esencia el proceso es simple, parte de los criterios de búsqueda del usuario que accede a nuestra web aceptando las cookies, gracias a las cuales quedan registrados variedad de datos de navegación. Si contamos con una etiqueta o script de seguimiento, esa información se añadirá a su perfil en nuestra lista de remarketing. En algunas plataformas, los registros se pueden personalizar en función de nuestros propios intereses, los objetivos de venta y las características de los usuarios.

A partir de ahí, se trata de configurar que es lo que queremos mostrar próximamente al navegante, y cada cuánto tiempo. Es un claro ejemplo de marketing automatizado jugando a nuestro favor. En algunos casos, si la persona interesada hace click en los anuncios o creatividades, el sistema le asigna un nivel de interés mayor para volverle a mostrar el anuncio o banner.

En un grado de optimización óptimo, los anuncios se dejarán de mostrar cuando el usuario o target se convierta en cliente, adquiriendo el producto en el que estaba interesado. Esto es lo más difícil de lograr, ya que en muchos casos los anuncios se siguen mostrando incluso después de la compra. Las plataformas y sistemas publicitarios permiten establecer un control o limitación de frecuencia, para determinar el número de veces que se muestran los anuncios a un mismo sujeto gracias a las cookies de su navegador. También es posible en algunos casos definir los intervalos de tiempo. Aunque no es lo más recomendable, muchos anunciantes abusan de ello.

¿Cómo hacer remarketing?

Las campañas de publicidad online que incluyen remarketing deben responder a una estrategia o plan de marketing digital. Es importante saber qué es lo que queremos vender y cómo ofrecerlo, también teniendo en cuenta los precios y a la competencia.

Para aprovechar las ventajas del remarketing, debemos crear anuncios que tengan relación con el producto concreto que el usuario ha visualizado anteriormente. Cuando el anuncio ya está creado, esa dirección IP se añadirá automáticamente a la lista de personas que lo visualizarán, les aparecerá según vayan navegando.

Habrá que determinar el presupuesto de la campaña, y tener en cuenta los modelos de costes de la plataforma en la que se llevará a cabo. El CPA (coste por adquisición) deberá ser bajo para que la operación sea rentable.

¿Qué tipos de remarketing existen?

Hemos visto cómo se integra el retargeting o remarketing en el customer journey, pero es importante que conozcamos las opciones que podemos utilizar en nuestras estrategias.

  • Estándar: permite mostrar anuncios de display a quienes han accedido a nuestro sitio web o a una sección concreta de la misma. Este tipo de anuncios aparecerán en páginas web de la red display y en aplicaciones.
  • Dinámico: el remarketing dinámico es muy parecido al estándar pero con una particularidad: los productos o servicios que aparecerán en el anuncio serán dinámicos y se seleccionará el más adecuado dependiendo del lugar de nuestro sitio web que el usuario haya visitado.
  • De vídeo: habíamos hablado de que la información de navegación del usuario queda registrada cuando accede a nuestro sitio web. Pues bien, en este tipo de remarketing, la captación de esos datos se da al interactuar con el canal de YouTube. En este caso, los banners y anuncios de vídeo marketing aparecerán en esta misma plataforma al visualizar vídeos, además de en las Apps y webs.
  • De la red de búsqueda: los anuncios aparecerán cuando los usuarios realizan una búsqueda en Google. Es una forma de asegurarnos de que este target está mucho más cualificado, ya que continúa haciendo búsquedas sobre algo que sabemos que ya ha visto.
  • Para apps: por último, si utilizamos el retargeting para aplicaciones móviles, mostraremos los anuncios en este tipo de productos y en las tiendas de aplicaciones o App stores.

Medios y canales para realizar acciones de retargeting

Existen tres canales principales asociados también al inbound marketing en los que podemos utilizar retargeting:

  • Anuncios en redes sociales: plataformas como Facebook (que recoge datos gracias al pixel de Facebook), Instagram, Twitter o LinkedIn nos permiten utilizar la información de sus usuarios para dirigir nuestros anuncios específicamente a quienes hayan accedido también a nuestra web.
  • Email marketing: podemos enviar correos electrónicos personalizados para quienes hayan comenzado una compra y no la hayan finalizado.
  • Display: a través de la red display de Google Ads por ejemplo, utilizando anuncios de texto o banners en las páginas web que visiten los usuarios. Se puede realizar el seguimiento de los embudos conectando Google Analytics.

Recapitulando

En definitiva, el remarketing o las campañas de retargeting son estupendas herramientas que ayudan a cumplir objetivos de marketing si las sabemos usar correctamente. Resultan un complemento ideal para acciones dirigidas a páginas de aterrizaje de cualquier web de servicios o a páginas de producto de una tienda online.

Se recomienda establecer unos indicadores de rendimiento para valorar posteriormente si todo funciona. De esta manera podremos conocer los beneficios que nos aporta sobre cada familia de productos o tipos de servicios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This