A diferencia de un programa o aplicación de escritorio, la aplicación web funciona utilizando la mayoría de sus recursos online. Seguro que cada día, utilizas unas cuantas sin ser del todo consciente de ello.

En la actualidad, es habitual que muchos profesionales y empresas dispongan de estas soluciones informáticas alojadas en servidores o en la nube que se ajustan a sus intereses. Pero también lo es que muchos usuarios las utilicen para satisfacer sus hábitos diarios o para el ocio.

Para que este concepto te quede claro lo mejor es explicar qué son exactamente las aplicaciones web y cuáles son sus virtudes. Realmente merece la pena tenerlas en cuenta a la hora de crear o encargar tu propia web.

¿Qué es exactamente una aplicación web?

Cuando se habla de una aplicación web se alude a un tipo de software con lenguaje codificado y cuya ejecución se realiza mediante una intranet o un navegador de Internet. En el caso de los dispositivos móviles, la App puede funcionar instalándose en un sistema operativo compatible.

Pese a que existe una cierta similitud entre un sitio web y una aplicación web no se deben confundir los términos. Mientras que un sitio web se basa conceptualmente en aportar información, una aplicación se enfoca en la ejecución de acciones. Así que los propósitos de esas plataformas digitales responden a necesidades distintas.

Lo cierto es que cualquier tipo de página web puede contener a su vez funcionalidades que transformen parte de su ecosistema en una aplicación. Pero las aplicaciones web en sí mismas se conciben habitualmente para ofrecer o prestar un servicio online. Tratan de ofrecer soluciones a problemas concretos.

Tipos de aplicaciones web

Existen aplicaciones web basadas en los fundamentos de desarrollo web enfocadas al uso en navegadores de escritorio y aplicaciones web para sistemas operativos de móviles (las famosas App). En cualquier caso, el objetivo de una aplicación web está enfocado a satisfacer la demanda y facilitar el trabajo en cuanto a la realización de determinadas tareas. Hay aplicaciones que resuelven problemas específicos y otras con muchas funcionalidades.

Entre la variedad de ejemplos se pueden encontrar:

  • Gestores de correo electróni.
  • Sistemas de ofimática en la nube.
  • Gestores de contenidos CMS.
  • Plataformas publicitarias Ads.
  • Aplicaciones de analítica web.

Hay que tener claro que en una aplicación web o App para móvil hay muchas más funciones que en cualquier sitio o página web con una finalidad meramente informativa. La mayoría de ellas se utilizan para trabajar con variedad de datos facilitando la gestión.

Llevan a cabo acciones como localizar información rápidamente en un sitio web moderno y funcional. Pero por lo general también se encargan de almacenar y analizar los datos que los usuarios aportan y de actualizar los sitios donde el contenido cambia constantemente.

¿Cuál es la estructura de capas de una aplicación web?

Existen muchas variaciones, aunque una aplicación o app suele estar estar estructurada en tres capas bien diferenciadas principalmente. El navegador web es la primera e interpreta el código, la segunda capa es el servidor que ofrece el código y en la tercera capa está la base de datos.

Los navegadores web envían peticiones a la capa intermedia, que ofrece servicios aprovechándose de actualizaciones y consultas de la base de datos y, además, aporta una interfaz de usuario.

En el proceso pueden intervenir variedad de tecnologías de desarrollo web. Y en las capas del navegador se utilizan arquitecturas que no son propias del lenguaje de programación, como XML o HTML. En función de cómo las definan los desarrolladores se utilizarán para servir los datos que respondan a las necesidades de los usuarios.

En una misma aplicación web se suelen utilizar diferentes lenguajes interpretados o scripts para añadir funcionalidades. Y sobre todo, para ofrecer una gran experiencia interactiva que no requiera recargar toda la página cada vez que se muestra en el navegador, evitando molestias.

Existen diferentes lenguajes de programación para desarrollar aplicaciones web en el servidor, como son:

  • Java, que incluye las tecnologías JavaServer Pages (JSP) y JavaServlets.
  • Perl
  • PHP
  • Ruby
  • JavaScript en la modalidad SSJS o Server Side JavaScript, con JavaScript en el lado del servidor.
  • Python
  • Node.js
  • Visual Basic y C# con la tecnología ASP.NET/ ASP.

Ventajas de una aplicación web sobre una de escritorio

Gracias a las diferentes etapas de diseño y desarrollo de las aplicaciones web, estas tienen una serie de ventajas. Entre todas ellas, estas son las más destacables:

Ahorro de tiempo

Son muy sencillas de gestionar, por lo que la mayoría de las veces, es posible realizar tareas sin necesidad de realizar instalaciones de programas adicionales.

Los creadores de estas aplicaciones piensan en facilitar el trabajo a los usuarios. Esto conlleva aplicar reglas de diferente índole que mejoran la usabilidad web y favorecen la interacción.

Actualización inmediata y continua

Debido a que es el desarrollador de la aplicación web es el que controla y gestiona el software, la versión utilizada por los usuarios siempre será la última que se haya lanzado al mercado.

Esto quiere decir que es imprescindible estar al tanto de lo que sucede con las mejoras de la aplicación para utilizar la última versión.

Recuperación de datos en la aplicación web

Una de las ventajas más importantes de las aplicaciones web es que los usuarios pueden recuperar su información desde cualquier lugar y dispositivo. Solo necesitarán su nombre de usuario y la contraseña.

Compatibilidad completa

Son compatibles con los navegadores siempre que estén actualizados debidamente. La versatilidad de los navegadores modernos permite la implementación de diferentes versiones de las aplicaciones a lo largo del tiempo.

Ahorro en dispositivos y equipos

La aplicación web, por lo general, tiene un bajo consumo de recursos porque suele encontrarse en un servidor web y no en el ordenador. Con los recursos técnicos adecuados no debería haber problemas.

Realizar tareas de mantenimiento web es más sencillo, ya que los operarios pueden trabajar de forma remota en las diferentes capas, componentes o módulos.

Libres de virus

Los datos que se almacenan en el servidor de la aplicación no se afectan por virus debido a sistemas de seguridad más robustos y eficaces. Habitualmente, los servidores compartidos y dedicados gozan de mayor protección.

Independientemente del dispositivo que se utilice, muchas aplicaciones web facilitan la gestión de la información y el trabajo en equipo de manera más segura.  Algo que por otro lado, enriquece la experiencia de usuario en movilidad y la colaboración.

Conclusiones

Utilizar una aplicación web favorece el desempeño de la actividad desde un punto vista práctico. Además, su estructura en la mayoría de los casos permite mayor escalabilidad y mejor mantenimiento.

También es importante destacar la versatilidad para acceder vía online desde cualquier parte. Estamos hiperconectados, pero evadimos la necesidad de transportar permanentemente un ordenador más pesado con un programa de escritorio instalado para grabar datos o realizar cambios.

Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This