Entender cómo funcionan los buscadores como Google, Bing o Yahoo y cómo disponer el contenido textual o multimedia para favorecer su indexación, es vital para adquirir buenos hábitos y mejorar el SEO (optimización para motores de búsqueda), ayuda a invertir el tiempo y esfuerzo adecuados, pensando en sus ventajas para atraer al público objetivo de forma más natural, gracias a los resultados de sus búsquedas y otras interacciones.

El buscador genera índices clasificando todos los contenidos que se generan o actualizan, y lo hace de una forma parecida a como se organiza una librería o biblioteca, tomando como referencia una serie de datos como el título, un resumen descripción, el nombre del autor, la temática o materia sobre la que trata el contenido para clasificarlo, una fecha de publicación, su localización geográfica y más aspectos como actores secundarios a los anteriores.

Buscadores y SEO

Las etiquetas para clasificar contenido

Parte de esta información para contribuir al SEO se pone de relieve quedando envuelta entre nombres y caracteres alfanuméricos con símbolos de apertura y cierre contenidos en el código de programación HTML, denominados etiquetas, que definen su importancia o diferenciación sobre el resto de los textos.

Etiqueta para el título

Así por ejemplo, el título de una página debería estar contenido en la etiqueta “title” que lo define…

<title>Este es el título de la página</title>

Etiqueta para el resumen del contenido

La meta descripción o breve resumen del contenido, equivalente a lo que podría ser la reseña en la contraportada de un libro, la albergaría otra variante que se conoce como meta etiqueta.

<meta name=”description” content=” Aquí iría contenida la descripción del contenido que es a su vez la que muestra Google en sus resultados de búsqueda junto con el título.”/>

Etiqueta para contener palabras clave

Una nueva metaetiqueta para que el buscador diferencie lo que serían las palabras clave por las que nos gustaría que relacionara o clasificara el contenido de una página o contenido concreto.

<meta name=”keywords” content=”palabra clave 1, palabra clave 2, y las que queramos añadir siempre separadas por comas”/>

Encabezados y sub-encabezados

El buscador también diferencia los encabezados siempre que estén contenidos en sus correspondientes etiquetas h1, h2, h3, h4, h5 según el orden de importancia respectivamente.

<h1>Título</h1>
<h2>Apartado 1</h2>
<h3>Sub-apartado 1.1</h3>
<h2>Apartado 2</h2>
<h3>Sub-apartado 2.1</h3>
<h3>Sub-apartado 2.2</h3>

En el caso de estos textos que estas leyendo la etiqueta “H1” se a utilizado para el título de la publicación, la “H2” para los subtítulos de cada apartado y la “H3” para los sub-apartados como él de “Encabezados y sub-encabezados” de la parte superior.

Etiquetas para el SEO

Elementos invisibles, reflejados en etiquetas

Los buscadores no ven las imágenes, en la mayoría de los casos imprescindibles para apoyar acciones y planes de marketing online, pero las interpretan gracias a la definición de textos dentro del atributo “alt” subcontenido en la etiqueta “img”, se trata del texto que se mostraría en el navegador si por cualquier motivo se encontrara desactivada la carga de imágenes, este cumple una función para mejorar el SEO en la búsqueda de imágenes relacionadas con artículos, y también para mejorar la accesibilidad al facilitar su interpretación a personas ciegas gracias a software o navegadores especializados …

<img src=”nombre del archivo de imagen.jpg” alt=”Definición de lo que muestra la imagen”/>

…además tienen en cuenta el nombre del archivo y el pié de foto, contenido en las etiquetas” caption”…

<caption>Comentario a pié de foto</caption>

Por supuesto, los navegadores tampoco reconocerían animaciones GIF ni archivos con extensión .swf generados con programas como Flash si no fuera por etiquetas, pero en este último caso tampoco es recomendable el uso, al hacerse necesaria la instalación de un determinado Plugin para poder visualizarse por el público, acción que poca gente lleva a la práctica.

Con el video pasa lo mismo, los navegadores no lo ven, pero con este a diferencia de otros tipos de contenidos multimedia, es posible también hacerles saber de qué trata por medio de etiquetas para el título y la descripción, aparte de otros datos que podemos rellenar en campos, por ejemplo al subirlo a canales de Youtube.

Los formularios de búsqueda como los de una tienda online tampoco son interpretados por los buscadores, así que las páginas de resultados provenientes de la interactividad para esas consultas no serán tenidas en cuenta.

Existen otras etiquetas que quedan relegadas a papeles más secundarios, pero las más importantes son las anteriores, incluyendo las que se utilizan en la inserción de archivos multimedia con diferente sintaxis.

Las palabras clave o keywords

Las palabras clave asociadas a la temática principal de una página o publicación que son coincidentes al aparecer como parte del título, en las descripciones, encabezados, negritas, enlaces, etc… son representativas para el buscador, y a la vez uno de los principales aspectos para que este indexe y categorice el contenido.

Saber utilizarlas es una de las virtudes para mejorar el SEO, sin embargo el uso abusivo de ellas así como de otras técnicas poco ortodoxas que se ponían en práctica masivamente hasta hace algún tiempo, ha hecho que los buscadores reconozcan e identifiquen la calidad de los contenidos añadiendo nuevos parámetros a sus algoritmos, con los que valoran otros muchos aspectos, cada vez más complejos y difíciles de burlar.

Palabras clave

Los enlaces abren el camino

Gracias a los enlaces las arañas de los buscadores saltan con facilidad de unas páginas a otras dentro del mismo sitio, y también a otros externos, examinando y relacionando los contenidos, para en base a las palabras que considera más relevantes por sus etiquetas determinar también nuevas asociaciones.

Los buscadores siguen sin dificultad enlaces directos, con etiquetas de tipo “src” y “href”, pero puede que tengan dificultades para seguir otros de tipo JavaScript que suelen utilizarse en algunos menús desplegables, ventanas emergentes y más elementos realizados con este tipo de programación.

Enlaces entrantes

Los enlaces desde los que se llega a una página y la importancia de esas otras páginas en las que se encuentran, contribuyen a una mayor puntuación o consideración del contenido por el buscador.

Enlaces directos

A la vez los buscadores consideran una acción muy importante el hecho de que alguien escriba directamente la URL completa o el dominio de una web en el campo del navegador o en el buscador para acceder a ella, se denominan enlaces directos.

Enlaces salientes

Los enlaces desde las páginas del sitio a otras páginas externas y las cadenas de enlaces con una estructura lógica y bien relacionada en la arquitectura de la información del sitio, son otros factores que influyen en que el buscador lo reconozca positivamente.

Googlebot, el robot de Google

Los robots de Google que son aplicaciones de gestión que actúan en muchos ordenadores accediendo a miles de páginas web simultáneamente, rastrean internet gracias a arañas o programas que recorren toda la web y que generan copias en caché de las páginas que encuentran en su índice, pueden gestionar y clasificar con buen criterio (determinado por los algoritmos cuyas estimaciones y valores cambiantes nadie conoce del todo), los contenidos, otorgándoles una cierta puntuación a modo de relevancia.

Si quieres ver la versión de una página web concreta con la fecha en la que Google la almacenó en caché por última vez, puedes hacerlo buscando la página con el operador “caché” en el campo de búsqueda…

cache:nombredeldominio.com

…esta que verás es la información que se tendrá en cuenta para posiblemente mostrarla como resultado de las búsquedas de los usuarios, indiferentemente de que la página se encuentre actualizada en la fecha y hora de ese momento.

…posteriormente podrás además hacer click en el enlace “versión solo texto” en la parte superior derecha para ver el aspecto de la página con el contenido de la forma en la que lo “ve” el robot de Google.

Proceso y frecuencia de rastreo

Los menús de navegación son importantes para los buscadores al corresponderse con el título de las páginas, y en el proceso de indexación las arañas reptantes y robots saltan de uno a otro, igual que por las distintas secciones del sitio web, para volver de nuevo a indexar los títulos, descripciones, palabras clave, encabezados, etc… que a su vez contiene cada una de ellas.

Textos en negrita dentro de párrafos, títulos y textos alternativos para posicionar imágenes, etiquetas de listas, etc… influyen positivamente para ser identificadas y tomadas en cuenta evitando el texto plano.

Los buscadores rastrean con mayor asiduidad los sitios web cuyas páginas se actualizan con frecuencia, desde ese punto de vista, es importante disponer de un sitio web moderno y funcional, dinámico en cuanto a la facilidad para crear, renovar e insertar nuevos contenidos, y también en ese sentido un apartado de blog con publicaciones de interés realizadas periódicamente jugará un papel ideal en el contexto del sitio.

El algoritmo, la fórmula secreta

Según la información que aportan diversas lenguas, los factores que pueden influir en que un buscador como Google otorgue mayor o menor relevancia a un contenido para mostrarlo en mejores posiciones en sus resultados de búsqueda (SERP) pueden llegar a ser más de 200.

Entre los muchos factores se puede tener en cuenta la clara prioridad de unos sobre otros, como por ejemplo la existencia de otras publicaciones similares, mejores o peores desde un punto de vista organizado o informativo, de diferenciación, o bien para arrojar luz o valor sobre una consulta, para que directamente su lectura o visionado se considere capaz de resolver un problema.

El mayor o menor peso o importancia que se les da a estos muchos factores lo determina un algoritmo, que a la vez cambia con el tiempo, en principio para mejorar, pero también para combatir los vicios o estratagemas de personas, organismos  y cyberaplicaciones que tratan de posicionar webs o contenidos con métodos poco éticos o inapropiados.

Araña robot de Google

Buenas prácticas alternativas

Para la creación de sitios web o publicaciones enfocadas desde un punto de vista comercial, o en las que está prevista la renovación o actualización periódica para informar o comunicar son recomendables algunas buenas prácticas.

Archivo Robots.txt

Es un archivo que deberá estar en la raíz del sitio, y sirve para indicar a los buscadores en qué partes o estructuras del sitio pueden entrar y en cuales no, siempre teniendo en cuenta nuestra propia organización, puede ser útil para indicarle al buscador aquellas páginas que por cualquier motivo no queremos que indexe.

Mapa del sitio

Crear un mapa del sitio o archivo “sitemap.xml” que incluya todos, o los enlaces que nos interese en el contexto de la arquitectura de la información que contenga el sitio, es algo muy saludable para informar al buscador y permitir la buena circulación de las arañas.

En el caso de Google podemos hacerle llegar este tipo de archivo desde el primer momento para su consideración, al alojar un sitio web previamente desarrollado para dárselo a conocer, gracias a las herramientas para desarrolladores y webmasters.

Porcentaje de palabras clave

El mayor porcentaje sobre la cantidad de palabras clave en una página o publicación es una buena pista para que el buscador identifique el contenido a un tema para clasificarlo, sin embargo el uso abusivo de la repetición de palabras clave más allá del 2% sobre el total de palabras que contiene texto como estrategia de posicionamiento, a hecho que los buscadores lo reconsideren para sopesarlo con otros factores, así que lo recomendable es escribir desde un punto de vista más humano, para ser bien indexados.

Motivos que pueden conllevar penalizaciones

El término White Hat se refiere a las técnicas de posicionamiento natural que no incumplen las normas de los buscadores, y por el contrario el Black Hat hace referencia a otro tipo de técnicas consideradas poco ortodoxas o éticas para lograr el posicionamiento, penalizadas sobre todo por Google, entre los dos existe un paso intermedio que es el Gray Hat, este aprovecha las ventajas que se presentan por temporadas según los cambios de políticas y normativas de Google y otros buscadores.

Keyword Stuffing

Se trata de la técnica de repetir en exceso la palabra o palabras clave que se desean posicionar, conlleva penalizaciones, debido al abuso de esta práctica en el pasado Google tiene una especial dedicación y entereza para combatirla.

Cloaking

Con este término se definen técnicas más sucias como usar textos del mismo color del fondo de la página para evitar que el usuario pueda ver el uso y abuso de palabras clave y etiquetas, pero permitiendo que puedan detectarlas las arañas de los buscadores.

Granjas de enlaces

Consiste en atiborrar de enlaces una página con la que previamente se ha conseguido una buena calificación en el PageRank, dirigiéndolos a otras páginas para posicionarlas con rapidez gracias a la buena influencia de la primera, versiones anteriores del algoritmo de Google lo castigan con crudeza, dejando esta alternativa fuera de lugar actualmente.

Aunque existen otras estrategias mal consideradas, estas comentadas son las peores ya que no solo no funcionan a día de hoy, si no que además pueden arruinar el esfuerzo que se haya hecho a lo largo del tiempo en la creación de contenido en el sitio con otras buenas prácticas al ser penalizadas con dureza.

Otros aspectos importantes

Los buscadores confieren cierta autoridad y respeto a la antigüedad del dominio, sobre todo en sitios que se actualizan con regularidad.

La interacción del sitio web con sus perfiles en las redes sociales, enlaces hacia ellas para seguir o compartir contenidos, y enlaces desde ellas, para ampliar la información en el sitio web por ejemplo, suman puntos en cuanto a relevancia.

Nuevas tendencias

Las últimas versiones de algoritmos de Google ponen de manifiesto su interés por mostrar resultados desde un punto de vista semántico, esto quiere decir que el buscador estará orientado a entender mejor el lenguaje, casi como si respondiera a preguntas concretas en vez de a la búsqueda de palabras clave o cadenas de ellas (long tail).

El contenido de valor y bien organizado primará sobre el que es repetitivo o está mal estructurado, y en ese sentido ya están teniendo lugar cambios importantes en cuanto al interés de los buscadores, principalmente Google, por indexar un tipo u otro de información de cara a mostrar los mejores resultados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This