Emprender negocios online conlleva tener la predisposición a un proceso de aprendizaje casi constante. Te animas a hacerlo cuando tienes una idea innovadora, inspirada en un producto o servicio. O bien porque descubres una oportunidad en algún nicho de mercado concreto. Puede que tu caso sea el de alguien que pretende expandir su negocio offline al terreno online para generar más ventas. La necesidad de hacerlo por una situación inestable puede ser otro motivo. De cualquier manera, algo te dice en tu interior que quieres y necesitas hacerlo.

Lo siguiente es definir la estructura necesaria para validar la propuesta de aquello que quieres poner en marcha. Pero a veces esta parte, aunque imprescindible y necesaria, no es tan amena y lógica como se intuía inicialmente. Conlleva mucha meditación y prospección, y aportará mayor seguridad cuanto mejor puedas detallar y visualizar cada elemento o parte del proceso.

¿Qué se te pasa por la cabeza?, empieza a visualizar

¿Quieres ofrecer tus servicios o vender online?, ¿montar una plataforma de cursos especializados?, ¿ganar dinero como afiliado o generar ingresos publicitarios?, ¿quizás piensas en hacerte youtuber?. De cualquier manera, en los negocios online también hay que materializar. Lo mejor al principio es construir un producto mínimo viable para valorar su aceptación.

Visualizando negocios online y el producto mínimo viable

Tendrás que realizar un estudio de todo lo que conlleva tu iniciativa, además de analizar las diferentes etapas y procedimientos. Recorrerás el camino despejando muchas incógnitas, pero debes ser prudente para no perder la dirección ni la motivación.

Todo esto quiere decir que debes definir el negocio, y lo mejor para hacerlo es visualizarlo todo. Visualizar etapas y procesos, sistemas y metodologías. Visualizar con escritos, visualizar con mapas mentales, con bocetos y con mockups y wireframes en el caso de los productos físicos o digitales.

Mientras tanto, pregunta, cuestiona y consulta la opinión de otros. Todo lo que te aporte nuevas perspectivas o puntos de dolor en los que no habías pensado será bienvenido. Identifica como negativo o positivo lo que concierne a tu posible cliente, pero también lo tuyo.

La definición de negocios online

Existe una diferencia entre tener una idea o una corazonada y que esta sea viable como modelo de negocio. Por ello, las ideas tienen que testearse, probarse y lo más importante, iterar y evolucionar. El método lean startup es ideal para conseguirlo.

Visualizando la evolución de productos en negocios online

Cuando empieces a entender la manera de desarrollar tu idea, reflexionarás sobre cómo esa idea irá cambiando hacia algo diferente. A algo mejor y seguramente más concienzudamente elaborado, que al principio no imaginaste. De hecho, lo raro sería que no fuera así.

Y es que el proceso de conceptualización y las fases para poner en marcha ideas de negocio rentables necesitan sobre todo flexibilidad para detectar las oportunidades de tu propuesta, producto o servicio. Es en esta parte donde tus ideas deberán ser verificadas para adquirir la dimensión de transformarse en negocio. Será muy importante conocer lo que ya hay en el mercado y saber en qué te puedes diferenciar de los demás.

Está claro que, el mérito de los negocios que funcionan lo tienen las personas que los accionan, impulsan y ponen en marcha. Esto puede incluir muchas partes implicadas, desde lo que tiene que ver con los procesos internos hasta el mismo cliente.

Si lo piensas bien, la gran mayoría de las iniciativas empresariales nacieron de una idea muy básica. Y desde luego, todas ellas evolucionaron en base a una reflexión sistemática y constante a lo largo del tiempo. Siempre deberás tener en cuenta, que muchos de los factores que influyen en el desarrollo de un negocio, pueden cambiar.

Cuestiónate si realmente quieres un negocio digital

El emprendimiento es muy motivador, pero también puede ser algo frustrante. Los modelos de negocio para desarrollar en internet también requieren dedicación y esfuerzo. Merece la pena invertir tiempo en hacer mucha reflexión antes de pasar a la dedicación, pero sin que se te pase el arroz claro.

Lo bueno y satisfactorio de emprender negocios online

Cuando la idea ha madurado, la satisfacción de hacer cosas que funcionen y generen beneficios es muy grande. Y lograr construir una propuesta de valor que satisfaga a usuarios o clientes supone una realización aún mayor. Los retos conseguidos, tanto individualmente como en equipo, unen y fortalecen a las personas.

Cuando el negocio comienza a funcionar y a ser rentable, el hecho de contribuir a generar progreso y riqueza a tu alrededor supondrá un regocijo inigualable. Sobre todo cuando el entorno y las personas que lo comparten se muestran satisfechas y contentas acometiendo sus tareas. Aunque también es cierto que todo lo que tiene que ver con el comercio digital, brinda ciertas ventajas y posibilidades.

La energía fluirá a pesar de los pros y los contras, hasta el punto de que parecerá que no haya obstáculos o barreras que la puedan contener. Pero la experiencia adquirida te hará ser consciente de que siempre hay que ser prudente, y sobre todo estar preparados para las posibles adversidades.

Lo malo de emprender en negocio digital

Cualquier negocio digital consta de algunas partes que pueden comprometer el capital propio y el margen de confianza. Conlleva arriesgar los ahorros o endeudarse por financiaciones o préstamos. El comercio electrónico por ejemplo, lo requiere en muchos casos al tener que adquirir productos para disponer de stock. El grado de implicación es muy alto, sobre todo en las primeras fases. Esto a pesar de la falta de ingresos que es habitual inicialmente y del lastre que suponen los costes y gastos fijos que se van adquiriendo. Todo se traduce en responsabilidades.

La persona emprendedora afronta con optimismo días buenos, pero también días malos y otros muy malos. Por otro lado, tener una percepción clara de lo que va ocurriendo, a veces no es fácil, y las decisiones que se toman pueden conducir a errores en el tiempo que comprometan la actividad.

Otras circunstancias desagradables pueden darse cuando hay desacuerdos entre las personas que lideran el proyecto. Y también cuando llega el momento de despedir a alguien por falta de compromiso, divergencia de criterios o cualquier otro motivo.

La inquietud ante numerosas situaciones que se irán dando también juega un papel importante. Pero la incertidumbre es algo a lo que la mayoría de los emprendedores se acaban acostumbrando. Además, la sensación de inquietud y de poder hacer las cosas mejor te acompañará siempre.

Definir el problema en la idea de los negocios online

Cuando se piensa en desarrollar negocios online, hay que pensar en el problema y en la solución desde el punto de vista del cliente en primer lugar. Posteriormente lo haremos desde el lado del negocio o empresa.

El producto o servicio desde la perspectiva del cliente

Una de las incógnitas para emprender es saber si lo que quieres ofrecer tendrá interés entre el público objetivo para entrar en el mercado analizando a la competencia en internet. Lo primero es valorar la perspectiva del cliente, en la que un producto o servicio puede suponer una novedad entre los siguientes términos:

El producto para negocios online desde la perspectiva del cliente

Innovación continua

Percepción de mejora del producto o servicio frente al de la competencia. Por lo general no hay mucho cambio entre los patrones de uso y consumo del producto o servicio. La mayoría de los consumidores aprecian el cambio pero por otro lado esperan esta línea de innovación contínua. Se aprecia sobre todo en mercados cuyos productos forman parte del día a día o los hábitos de consumo más generalizados.

Un ejemplo serían los continuos avances en el ámbito del ecommerce para facilitar la manera de realizar pedidos, los sistemas de pago y la entrega.

Innovación dinámica continua

Sobre todo en los negocios online, se diferencia de la anterior en que tiene una influencia más disruptiva en los patrones de consumo habituales. Esto exige un esfuerzo por parte del consumidor para acoger y adaptarse al cambio, percibiendo los beneficios de hacerlo.

En los productos digitales es algo que se valora mucho, sobre todo en aplicaciones web con SaaS y Apps para dispositivos móviles. En ellos, la manera de hacer las cosas puede cambiar mucho entre cada propuesta que compita en el mismo nicho. Hay que prestar atención a los cambios y actualizaciones.

Innovación discontinua

Los productos o servicios que la incorporen implican nuevos patrones de uso y consumo de algo muy disruptivo. En este caso, el usuario o cliente tendrá que desarrollar mayor predisposición al cambio. Implican cambios drásticos en la conducta del usuario.

Es algo habitual en soluciones que resuelven por primera vez los problemas detectados. Y también en casos en los que se aporta mucho más valor a sistemas o plataformas ya creadas, pero desde un nuevo paradigma.

El producto o servicio desde la perspectiva de negocio

A cualquier propuesta o novedad tecnológica se le añaden las novedades que puedan generarse en el mercado de forma paralela. Pueden influir en muchos aspectos, desde el funcionamiento del servicio hasta en los medios o formas de pago. Existen dos vectores principales para contextualizar esto. Se trata de acotar los objetivos del producto en lo que se refiere a su posición en el mercado según las novedades o beneficios que aporta:

El producto para negocios online desde la perspectiva de negocio

Sin cambios en el mercado

Es la equivalencia dentro del mercado al concepto de innovación continua. Puede que los cambios no sean muy notables en cuanto al valor que agregan, pero para destacarlos se puede recurrir a la publicidad o el merchandising. Entre las acciones que se pueden realizar están la de ofrecer códigos o cupones de descuento para que se animen a probar el producto, etc…

Gracias a ello, podremos cambiar la estrategia de venta y provocar un aumento del mercado o un cambio en la conducta de consumo del cliente sobre un tipo de producto. Existen casos en los que un mismo producto tiene varios usos que hasta el momento no se habían explotado, y sobre los que se puede hacer incapié.

Mercado reforzado

Un producto o servicio mejorado mediante innovación discontinua conlleva implantar o reforzar tu propuesta en el mercado. Se enfoca en mejores características, funcionalidades, o en hacer algo mejor que la competencia.

Esto puede deberse a avances tecnológicos o de procesos más diferenciales, y también por la optimización de costes o técnicas de pricing para mejorar el precio de venta o la calidad. La manera de ofrecer los productos, el rendimiento de estos o la facilidad de uso pueden marcar la diferencia.

Nuevo mercado

Un producto mejorado gracias a la innovación discontinua por lo general, implica un incremento en la utilidad para el cliente. Es nuevo o muy innovador y por esto mismo permite aumentar el mercado y su precio. Suele darse cuando se aprovecha la irrupción de nuevas tecnologías o prototipos tecnológicos.

Se abre la veda para desarrollar la captación de nuevos potenciales clientes que encuentran un remedio o solución de la que no disponían. Esta introducción de un nuevo actuador con mejor propuesta o filosofía, también permitirá obtener mayores beneficios al principio en relación a los costes. Es también comparable a inventar algo nuevo y mejor que reemplace a lo que existía anteriormente.

Extensión y diversificación en negocios online

Estos dos conceptos son armas muy a tener en cuenta cuando se crea o innova sobre cualquier producto digital o servicio prestado utilizando tecnología.

Extensión de la vida producto

Son variantes que se añaden a la misma línea de productos y están enfocados a un nuevo perfil de cliente. Entra en juego la segmentación de cualquier tipo, sea por sexo o por edad, por gustos o incluso por ser usuarios de diferentes tipos de tecnologías.

Para persuadir se pueden utilizar elementos gráficos como los colores, las formas e incluso los niveles de dificultad o la facilidad de uso. Puede haber opciones más sencillas o más complejas con diferentes precios para cada público objetivo según los requerimientos.

Diversificación

Diversificar es asumir que la nueva propuesta implica nuevas formas de uso y a la vez variedad de oportunidades. Sobre todo en los casos en los que el producto es tan versátil que puede ser útil en muchos campos. O bien tiene proyección vertical dentro del mismo mercado y hasta horizontal en otros.

Como ejemplo puedes reflexionar sobre la cantidad de utilidades que pueden tener determinados tipos de software. Piensa por ejemplo en las hojas de cálculo y otros sistemas SaaS de organización empresarial en la nube. La cuestión aquí es cómo promocionarlo para cada audiencia, teniendo en cuenta su utilidad.

Usando el modelo Canvas para los negocios online

El lienzo de modelos de negocio o business model canvas es una estupenda herramienta para visualizar casi cualquier modelo de negocio. La imaginería de esta estupenda plantilla es obra de Alex Osterwalder y de su libro con el mismo nombre.

Gracias a ella es posible entender las claves y el funcionamiento de un negocio de una forma más fácil de asimilar. El modelo parte de un cuadro dividido en nueve secciones, y sus diferentes celdas o espacios se pueden rellenar individualmente o en equipo. Reflejará perfectamente las características principales de la actividad.

Business model canvas con indicaciones

Cómo rellenar el canvas

La parte de la derecha recoge aspectos relativos al mercado (deberían ser los primeros en definir), mientras que la izquierda define procesos internos:

1- Definir el segmento de clientes al que va dirigido tu producto.

2- Según el segmento de cliente, ¿cuál será la propuesta de valor?

3- A través de qué canales establecerás relaciones con tus clientes.

4- ¿Cómo serán las relaciones con los clientes y la comunicación?.

5- ¿Cuáles serán las fuentes o flujos de ingresos?

La parte izquierda contemplará lo que concierne a los recursos que necesitamos para satisfacer la demanda:

6- ¿Qué recursos clave hacen falta para llevar a cabo la actividad?

7- ¿Qué actividades clave son necesarias para hacerla funcionar?

9- ¿Con quién deberemos asociarnos para realizar la actividad?

9- ¿Cuál será la estructura de costes que habrá que sufragar?

Cuando obtengas esta representación visual de la definición del negocio deberás realizar ajustes para verificar su viabilidad. Lo ideal es realizar cambios y guardarlos de manera cronológica a lo largo del tiempo para compararlos.

Utilizar este modelo gráfico tan sencillo, intuitivo y afable te permitirá hacer conjeturas muy aproximadas sobre lo que puedes poner en marcha según tus recursos, socios y capacidades.

La importancia de hacer un plan de negocios online

Ya sabes que en montar un negocio intervienen muchos elementos, así que la manera de hacer frente a la incertidumbre es conocerlos bien. Hay que valorar desde un punto de vista objetivo cada uno de ellos.

En este punto adquiere importancia el plan de empresa o de negocios tradicional. Sobre todo para guiarnos en los pasos a seguir para poder alcanzar objetivos. Aunque este siempre podrá ser modificado, nos aportará orientación para continuar y saber si estamos más lejos o más cerca de lograr nuestras metas.

El plan de negocio aporta seguridad y confianza, pero sobre todo determina si merece la pena aventurarse en perseguir la consecución de tu idea. Se trata de un ejercicio sistemático y organizado que te obligará a admitir la evidencia para conocer los problemas y las posibilidades.

Si la iniciativa implica la actuación de varias personas, el plan de negocio debería realizarse en equipo. En esta fase, también hay que determinar si la visión de los participantes están alineadas. Y por supuesto, habrá que valorar todas las aportaciones y puntos de vista, incluyendo los aspectos legales para vender online si son necesarios.

El plan de negocios establece contacto con la realidad para aportar gran conocimiento. Ofrece garantías sobre las probabilidades de éxito en relación al tiempo, el dinero y los recursos invertidos. Sin duda, algo muy recomendable para generar expectativas y detectar oportunidades.

Conclusiones

Para tener las cosas claras antes de lanzarse a emprender negocios online, lo primero es razonarlas. Luego llegará el momento de realizar un plan de marketing digital. Hacerlo con buen criterio y visualizarlo lleva mucho más tiempo que ponerlo en marcha. Y además mitiga dudas y miedos generando autoconfianza.

Cuando inviertes tu tiempo y dinero en algo, ¿qué hay mejor que reflexionar y saber qué pasos tienes que dar antes de darlos?. Aunque siempre habrá imprevistos, obstáculos y barreras que superar, será mejor afrontarlos con el mayor número de cabos bien atados.

Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This