La curación de contenidos o content curation es un proceso para filtrar y personalizar la información de mayor relevancia y, posteriormente, proporcionar a nuestra audiencia contenido de su interés. Curar contenidos puede ser una acción en sí misma o formar parte de una estupenda estrategia de marketing online.

Es habitual que las empresas distribuyan contenidos curados entremezclados con contenido de marca o contenido propio. En el ámbito del marketing digital la figura del content curator o curador de contenidos o el community manager entre otras lo suelen utilizar. En este artículo explicamos todo lo que se necesitas saber sobre ello.

Formas de hacer content curation

Existen cinco maneras diferentes de realizar la curación de contenidos. Todas son igual de válidas, pero dependiendo de nuestros requerimientos y objetivos, será mejor utilizar unas u otras. Veámoslas:

  • Cronología: Se trata de obtener información sobre un tema en concreto de manera histórica. Es decir, debemos mostrar la evolución en el tiempo del tema que estemos tratando.
  • Agregación: En este caso nos centraremos en una misma localización y buscaremos la información más relevante en un lugar o zona concreta sobre un tema determinado.
  • Mezcla: Integraremos diferentes contenidos que ya hayamos curado para poder ofrecer un punto de vista novedoso. Conviene aportar valor o nuevos datos en la medida de lo posible.
  • Elevación: Se realiza analizando pequeños fragmentos de información que se comparte, para identificar las tendencias y transmitírselas a nuestros lectores.
  • Destilación: Consiste en simplificar al máximo la información y ofrecer únicamente las ideas que tengan mayor relevancia.

Cómo realizar una curación de contenidos de calidad

Compartir contenido en un contexto, formato o versión gratuita es algo muy habitual. Por ello, hay una serie de etapas que se repiten en cualquier proceso de content curation:

Identificación

Esta primera fase consiste en la identificación de las necesidades que posee nuestra audiencia. Solo se podrá llevar a cabo si tenemos muy bien definido a nuestro público objetivo, cliente o lector ideal. Hay que tener muy claros nuestros objetivos. Hemos de encontrar el punto en el que se une lo que nosotros podemos ofrecer -porque forma parte de nuestro campo- y lo que el lector busca.

Recopilar la información

Llega el momento de buscar o navegar por Internet y seleccionar la información que puede ser valiosa para nuestros usuarios. Teniendo en cuenta que esté en consonancia con las necesidades que hemos descubierto que poseen. Para ello, la mayoría de content curators utilizan alguna herramienta de curación. Una buena idea es crear alertas para recibir información por correo electrónico.

Filtrar esa información y organizarla

Cualquier usuario de Internet sabe que no toda la información que puede encontrarse es útil. Debemos filtrarla para que sea actual, cierta y válida en el contexto del sector al que nos dirigimos. Posteriormente, habrá que organizarla para que sea más sencillo trabajar con ella.

Desarrollar nuestro propio contenido

Una vez seleccionada la información que queremos transmitir, debemos reestructurarla y darle una forma y personalidad propia. La información ya vendrá dada dentro de un tema específico, pero nuestra manera de expresarla debe ser genuina. Hay que tener en cuenta el SEO, y escoger bien las palabras clave para lograr o mejorar el posicionamiento.

Compartirlo y difundirlo

Para que los diferentes usuarios de Internet y nuestra propia audiencia accedan al contenido debemos compartirlo. Se puede difundir a través de blogs, sitios web, agregadores de noticias o redes sociales.

Existen variedad de herramientas de curación de contenidos para cada parte del proceso. Solo hay que probar y elegir las más adecuadas según nuestros intereses. Un lector de RSS o un agregador de noticias es muy útil para empezar, formará parte de nuestras estrategias de marketing de contenidos.

Medir los resultados

Observando los resultados que obtenemos con cada tipo de contenido, podremos saber cuál es el que más interesa a nuestro público. También aquel que nos ofrece una mayor interacción o qué lugares son los mejores para compartirlo. Serán considerados todos los datos que contribuyan a mejorar nuestra estrategia.

Muchas herramientas de inteligencia competitiva recogen datos sobre este tipo de acciones por parte de los demás. El tráfico que reciben los competidores con sus publicaciones entre otras muchas cosas.

Beneficios de la curación de contenidos

Ya conoces las formas de hacer content curation y los pasos para llevarlo a la práctica con garantía de éxito. Pero ¿cuáles son los beneficios de utilizar esta técnica?.

Aporta visión y amplía nuestra percepción del entorno

Facilita el proceso de encontrar ideas beneficiosas para la propia actividad al crear contenidos. Esto sucede incluso a la hora de redactarlos, y encima da lugar a otros nuevos.

Mejora la visibilidad y la reputación

Incrementa el reconocimiento y diferenciación de nuestro negocio, marca o empresa, aumentando las visitas a la web y el número de seguidores en redes sociales.

Reunirlo todo en un mismo lugar

Nos ayuda a disminuir el exceso de información infoxicada al permitir condensarla en un mismo artículo o cronología de publicaciones sobre la misma temática. Los usuarios agradecerán no tener que buscar tanto, pueden tenerlo todo en el mismo lugar.

Mejora el posicionamiento SEO

Permite generar contenido periódicamente escogiendo bien las palabras clave para lograr un buen posicionamiento gracias al SEO o tratar de mejorarlo al actualizar contenidos. Sobre todo en el caso de un blog o sección de noticias relacionadas con la empresa.

Aporta una visión crítica

La curación de contenidos es algo esencial para ofrecer una visión crítica de la información que compartimos. Aparte de posicionar en Internet nos brinda la posibilidad aportar información de valor con una nueva imagen. ¿Qué más se puede pedir?.

Conclusiones

Las noticias, eventos y acontecimientos se suceden a diario, y siempre se pueden ofrecer puntos de vista diferentes y personalizados de cada uno de ellos. Estudiarlos, analizarlos y mirarlos desde otro punto de vista es el caldo de cultivo para crear nuevos y valiosos contenidos curados.

Si crees que no tienes nada que aportar, empieza a valorar las noticias, opiniones y puntos de vista de otros. Enseguida empezarás a configurar el tuyo propio, o el que esté ligado a los intereses de la empresa. Advertirás otros aspectos que hayan pasado por alto o simplemente establecerás nuevas relaciones de manera casi inconsciente. ¡Ya lo tienes!, escribe, estructura, publica y difunde. Siempre habrá alguién al otro lado a quién le pueda resultar interesante si la publicación es buena. Todo depende de la dedicación y el esfuerzo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
IngenioVirtual

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir información sobre publicaciones, materiales y ofertas muy interesantes y provechosas.

Recibirás en tu bandeja de entrada contenidos sobre marketing y estrategia digital útiles para ayudarte a impulsar tu actividad.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito a nuestra lista de correo.

Pin It on Pinterest

Share This